Menú de Navegación+



Adogpción continúa su labor de evitar el maltrato animal

Publicado: 25 de febrero del 2020 |Por Silabario |En Acá entre nos |0 comentarios

 

 

Redacción

Mejorar la calidad de vida de perros en situación de calle y abandono es el objetivo de Adogpción, asociación que trabaja desde hace algunos años en Morelia implementando campañas tanto de adopción como de salud animal con instituciones y otras organizaciones civiles.

Asimismo, Adogpción promueve la esterilización de los animales abandonados en la calle para propiciar una mejora en el entorno social y salud pública de Morelia. A la par de esto, la asociación organiza mes con mes ferias de adopción, sustentadas en la convicción de que es preferible dar un hogar antes que comprar; eso sí, en ambos casos resulta fundamental que las personas sean conscientes de que al adoptar o comprar adquieren un compromiso que dura toda la vida del perro.

Esto último es algo que ya está permeando en la sociedad, como lo dejó entrever Wendy Cervantes, que no duda en calificar al abandono como un acto de irresponsabilidad: “muchos regalan perritos sin pensar que es un compromiso por al menos quince años, también se les hace muy fácil dejarlo en la azotea, en el patio, sin vacunarlos o alimentarlos mal”.

Ella fue secundada por Emiliano Lavarrieta Cervantes, un adolescente de 18 años que no duda en afirmar: “quienes abandonan perros y gatos no tienen empatía, ya que los animales también sienten y dejan seres que pueden terminar muertos, creo que el abandono es una práctica muy inhumana”. Por ello, dijo que los perros deben tener condiciones buenas de vida “un ambiente de amor, tener una vivienda donde puedan estar tranquilos, que los traten como se merecen pues son seres vivos”.

Ambos estuvieron en la más reciente feria organizada en Altozano por Adogpción, espacio que a lo largo de este 2020 tendrá, cada mes, eventos encaminados a fomentar la adopción consciente, para lo cual hay módulos de información y activaciones culturales relacionadas con el tema.

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.