Menú de Navegación+



Adogpción seguirá con el reto de impulsar la adopción responsable de perros

Publicado: 22 de mayo del 2020 |Por Silabario |En Morelia Habla |0 comentarios

 

 

En medio de las medidas sanitarias de prevención contra el Covid-19, la asociación civil Adogpción sigue con su labor de cuidado y atención en favor de los animales, así como de concientizar a la ciudadanía.

Ello en razón de que Adogpción mantiene su campaña de adopción responsable, dado que, a diferencia de los usos y costumbres generalizados en Morelia, los perros necesitan alimentación cuidada, estimular su mente con juegos y/o paseos (no permanecer encerrados o encadenados), habitar espacios aseados y frescos (es decir, no en azoteas ni expuestos varias horas al sol), además claro del respeto que merecen en tanto son seres sintientes y no meros centinelas dentados de lotes baldíos.

Por ello la asociación planea reforzar sus campañas una vez que la cuarentena por el Covid-19 sea levantada de forma paulatina, con el propósito de mejorar la calidad de vida de los perros en situación de calle y/o abandono, entendiendo “abandono” como un concepto que alude a las diferentes situaciones donde el perro está desatendido, lo cual puede implicar desde que se encuentre en una azotea y sus dueños nunca lo paseen ni jueguen con él, hasta aquellos encadenados permanentemente en un taller mecánico o habitando insalubres cascarones de láminas, como ocurre en varias zonas de la ciudad entre ellas la unidad habitacional Justo Mendoza.

Entonces, Adogpción retomará la organización de ferias mensuales de adopción, las cuales incluyen pasarelas de perritos, venta-exposición de productos para el cuidado perruno y actividades lúdico-culturales encaminadas a generar conciencia. Las ferias tienen la filosofía de que es preferible dar un hogar antes que comprar.

Eso sí, cabe enfatizar que tanto en el caso de la adopción con en el de la compra, resulta fundamental que las personas sean conscientes de que al tener un perro se adquiere un compromiso que dura toda la vida del cánido.

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.