Menú de Navegación+



El científico de innegable carisma, Albert Einstein

Publicado: 14 de marzo del 2018 |Por Silabario |En A mucha Honra |0 comentarios

 

 

albert-einstein

Albert Einstein, uno de los científicos más reconocidos de la historia; un personaje fascinante tanto por sus importantes aportaciones a la ciencia, como por su peculiar vida y su innegable carisma.

Einstein recibió el Premio Nobel de Física en 1921 por desarrollar la teoría de la relatividad general, su trabajo sobre el efecto fotoeléctrico y sus numerosas contribuciones a la física teórica.

Además de ello, también desarrolló diversos inventos durante su vida, bastante interesantes y peculiares, aunque poco conocidos. Registró alrededor de 50 patentes a su nombre en distintos países.

Una de sus patentes más destacadas fue un sistema de refrigeración que realizó junto a Leo Szilard. Desde 1928 hasta 1933, trabajaron en diversos mecanismos para mejorar su sistema de refrigeración. En esos tiempos se usaban sustancias tóxicas, corrosivas o inflamables, como el dióxido de azufre o formiato de metilo como refrigerantes; se dice que Einstein puso manos a la obra cuando leyó la noticia en el diario de Berlín de que una familia entera murió por los gases emitidos por un refrigerador con una fuga.

Así, Einstein y Szilard desarrollaron un sistema con la intención de reducir el uso de sustancias tóxicas. Sin embargo, el resultado fue deficiente porque su aparato era muy ruidoso y no enfriaba conforme a lo esperado.

Las patentes de Albert Einstein

Audífono alectroacústico. Este sistema lo realizó Albert Einstein junto a Rudolf Goldschmidt y se explica como: “La idea básica era convertir la señal acústica en oscilación eléctrica y transmitir la señal mediante algún tipo de membrana adherida al cráneo de manera que el hueso pudiera conducirla al órgano auditivo”.

“Aparato electromagnético de reproducción de sonido” fue el título que se le dio a la patente, sin embargo, tuvo que abandonarse debido al ascenso del nazismo y la inminente partida de Einstein a los Estados Unidos en donde vivió el resto de su vida.

Cámara fotográfica automática. Junto a Gustav Peter Bucky, crearon una cámara fotográfica automática, así, tal como las conocemos hoy en día, que se ajustan a los niveles de luz ambiental. Esto lo lograron con un mecanismo con la célula fotoeléctrica dentro de la cámara impulsando un eje conectado a pantallas de transparencia variable; así, dependiendo de la intensidad de la luz, la célula fotoeléctrica ajustaba qué pantalla iría delante de la lente principal.

“El Dr. Albert Einstein, el famoso autor de la relatividad y reconocido líder de la ciencia de la física matemática, se revela en los registros de la Oficina de Patentes de EE. UU. Como el inventor de una cámara que toma fotografías con la apertura y exposición correctas determinadas automáticamente”, así lo publicaría la revista ScienceNews de 1936.

Blusa. Sí, aunque te parezca difícil de creer, Einstein patentó una blusa el 2 de julio de 1936. Se trata de un diseño ajustable de botones al frente, en dicha patente, Albert escribió:

“Se sabe que yo, Albet Einstein, ciudadano de la República Alemana, residente en el distrito de Manhattan, condado de Nueva York y Estado de Nueva York, inventé un diseño nuevo, original y ornamental para una blusa”.

Albert Einstein y su fotografía emblemática

Una de las fotografías emblemáticas de este científico es la que realizó el fotógrafo Arthur Sasse, esa en donde el famoso físico aparece sacando la lengua; un divertido gesto que nos parece muy natural y que ha sido interpretado de diversas maneras.

En 1940 Einstein se nacionalizó como estadounidense, y desde entonces radicó en el país. La celebración de su cumpleaños número 72 se realizó en Pinceton, Nueva Jersey. Gentes de todos los medios se encontraban ahí para cubrir el evento y cuando el homenajeado se retiraba junto al doctor Frnak Aydelotte y su esposa, Einstein fue incitado a regalar una sonrisa a la cámara, pero en lugar de eso, sacó la lengua. Sasse fue el único en captar este gesto, este que pasaría a la historia como una de las imágenes más conocidas del científico.

Además de ello, la historia cuenta que, Albert Einstein adquirió 9 copias de su emblemática fotografía y la utilizó como tarjeta navideña para algunos amigos cercanos.

AE-2

Sus frases

“La mente es como un paracaídas… Solo funciona si la tenemos abierta”

“Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”

“La imaginación es más importante que el conocimiento”

“El mayor misterio del mundo es que resulta comprensible”

“Todo debe simplificarse lo máximo posible, pero no más”

“El secreto de la creatividad es saber cómo esconder tus fuentes”

“Toda la ciencia no es más que un refinamiento del pensamiento cotidiano”

“La educación es lo que queda una vez que olvidamos todo lo que aprendió en la escuela”

“Lo importante es no dejar de hacerse preguntas”

“Nunca pienso en el futuro. Llega demasiado pronto”

“Dos cosas son infinitas: La estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo”

“No todo lo que cuenta puede ser cuantificado, y no todo lo que puede ser cuantificado cuenta”

“Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”

“Primero tienes que aprender las reglas del juego, y después jugar mejor que nadie”

“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.