Menú de Navegación+



Conoce la magia de Michoacán, el Alma de México

Publicado: 15 de noviembre del 2017 |Por Silabario |En Es-Cultura |0 comentarios

 

 

tradicion-patzcuaro

Por Diana Alvarez

 

Conocer, redescubrir, llenarte de magia… Esto es lo que ofrece Michoacán a cualquier persona que esté dispuesta a adentrarse en su historia y sus paisajes, acompañada de la hospitalidad de su gente.

Contando con ocho pueblos verdaderamente mágicos, el Alma de México se convierte sin más en la puerta de entrada a la diversión y la aventura, con sus diversos escenarios que van desde la historia de un pueblo hasta el imaginario colectivo perfecto que genera una obra maestra del Patrimonio Intangible de la Humanidad, desgustando su gastronomía, su arquitectura vernácula y urbana, su música, leyendas, antiguas minas, la naturaleza pródiga y por supuesto el tesoro invaluable de sus raíces indígenas, orgullosamente mexicano, este pueblo maravilla a todo visitante con sus tradiciones que llenan de alegría el espíritu.

Esta es la experiencia que sin duda alguna querrás recordar por siempre al visitar Michoacán, las fotografías te harán sin lugar a dudas, querer regresar a este lugar en donde la magia de sus pueblos es una realidad.

“La puerta del cielo por donde suben y bajan los dioses”, esta ciudad es el símbolo de Michoacán, lo respalda su belleza y su maravilloso entorno natural, así como su historia que nos remonta al Siglo XVI.

Pátzcuaro se transformó durante la época colonial con edificaciones coloniales, pero respetó su construcción radial respecto a los templos, mismos que se edificaron sobre los indígenas. Sus construcciones coloniales y su sin fin de lugares añosos y hermosos invitan a echar a volar la imaginación a través del tiempo. La segunda plaza colonial más grande de México, la encuentras aquí, en Pátzcuaro. Deleita tu paladar con una deliciosa nieve de pasta con la receta tradicional que se registra desde hace más de cien años.

El Lago de Pátzcuaro, sus islas, su gastronomía, un mural que narra la historia de Michoacán, el mercado, las artesanías, sus tradiciones… En serio, ¿hay alguna razón por la cuál no vistarlo?

patzcuarotradicion-patzcuaro

Aunque es una población pequeña, conserva un conjunto de arquitectura típico con sus calles y cuestas empedradas. Tlalpujahua, un destino obligado a la hora de visitar Michoacán, sus esferas para la época navideña serán únicas si deseas que tu árbol de Navidad sea el mejor de tu familia.

Llegar al corazón de este bello pueblo implica subir una escalinata y encontrarte con el Santuario del Carmen que data del Siglo XVIII. Las Ruinas del Carmen y un interesante museo de los Hermanos Rayón, conocer la Mina Dos estrellas, la primera productora de oro y plata nivel mundial.

Pero algo que no puedes perderte de este impresionante lugar, es el espectáculo que ofrecen las mariposas monarca, que año con año vuelven aquí, desde noviembre hasta marzo, ¿qué esperas para ir?

mariposa-monarca tlalpujahua tlalpujahua2

Este pueblo cuenta con la única edificación colonial que en su fachada menciona una cartela con el nombre de quien la hizo, el Templo de Santa María Magdalena, mismo que tiene un mural prohibido en la Colonia durante siglos por mostrar una religiosidad extrema con un fraile agustino crucificado.

El lugar de las tinajas de agua, Cuitzeo tiene en él un lago, mismo que para sorpresas de muchos, es el segundo vaso acuífero más extenso de México y su formación data de millones de años.

Ir a Cuitzeo es llenar tu vista de una panorámica espectacular con un hábitat natural llena de espacies de aves que puedes ver volar al atardecer en grandes parvadas.

Pero el encanto de este pueblo no se queda aquí, puesto que puedes visitar una construcción conventual iniciada en 1550, con un aspecto de fortaleza medieval; el conjunto agustino de Santa María Magdalena, testimonio de gran relevancia de la conquista espiritual de la Nueva España que conserva vestigios de arte y cultura de muchas relevancia.

convento-cuitzeo cuitzeo cuitzeo1

En este lugar sí les gusta enseñar el cobre.

Con un importante patrimonio edificado en los siglos XVI – XIX, en Santa Clara del Cobre se pueden distinguir los estilos neoclásico, ecléctico, plateresco y barroco, enmarcado, claro, por una arquitectura civil típica.

Aquí, literalmente se forja el cobre a golpe de martillo, lo que te garantiza a ti que vas a adquirir una pieza única en cualquiera de los talleres de los maestros artesanos, todo lo que te puedas imaginar, hecho en cobre, caballitos tequileros, tinas, copas, vasos, charolas y muchísimos artículos que querrás tener en tu casa, como recuerdo de tu viaje y por supuesto, para ser la envidia de quien te vea tomando agua en un bello vaso de cobre.

No te pierdas de vivir la experiencia de dar un paseo por su plaza, su templo, y ser de las personas que pueda presumir de pisar uno de los escenarios de la gran novela mexicana “La vida inútil de Pito Pérez”, del escritor José Rubén Romero, misma que fue llevada al cine nacional.

santa-clara-del-cobre.jpg.imgw.1280.1280 santa-clara-del-cobre100 Sta Cara del Cobre

Y si de lugares mágicos hablamos, vámonos hasta el pueblo minero de arquitectura colonial que también incluye en su entorno natural una parte muy importante del Patrimonio Mundial: los Santuarios de la Mariposa Monarca, ubicados dentro de la reserva de la biósfera y es considerada, con justa razón, como una de las 13 maravillas del mundo natural moderno de México.

Angangueo, con una arquitectura bastante peculiar, se puede visitar la “Iglesia de los pobres”, la Parroquia de San Simón, ubicada a un costado de la plaza principal. Y como era de esperarse, también cuenta con el “Templo de los ricos”, que es el de la Concepción.

Puedes visitar la Casa de Bill y Joyce Parker, que ahora es un museo que muestra una crónica fotográfica que retrata la época del apogeo minero.

Angangueo cuenta su historia a través de un mural pintado por Jorge Téllez, pero sin duda un lugar que debes tener en mente a la hora de llegar este pueblo, es el Túnel Turístico San Simón, mismo que mide 9.50 metros de profundidad y 100 metros de longitud, no apto para claustrofóbicos.

angangueo angangueo2 túnel-san-simon

Ahora hablemos de un pueblo que tiene un clima natural con variedades simultáneas, Tacámbaro, un punto de inserción climático por su ubicación geográfica.

Con un nombre de origen purhépecha, que proviene de “Tacamba”, que es una especie de palma izote que da flores comestibles, razón por la que se denomina “Lugar de Palmas”.

Y ¿qué tiene de mágico este pueblo? Al llegar, puedes ver sus calles torcidas sobre una pendiente, con una cara roja por sus casas de adobe, las voces de los personajes ilustres que marcaron la historia del país, las puedes ver reflejadas en cada rincón.

Conocer el Santuario de la Virgen de Fátima, que alberga a las Vírgenes Refugiadas de Polonia, Hungría, Lituania y Cuba. Ahí mismo, la réplica exacta del Santo Sepulcro de Jerusalem, y después sumérgete en la naturaleza que va desde un cráter volcánico que lleva por nombre “La Alberca del Rey Tacamba”, tambíen en el camino observarás un parque turístico “El Cerro Hueco”, para que relajes el cuerpo y disfrutes de el aroma fresco que ofrecen los pinos. De igual manera, llenarte de adrenalina en la tirolesa que se encuentra en “La Laguna de la Magdalena”, viajar en el tiempo, cuando los agustinos evangelizaron la zona de la Tierra Caliente de Michoacán y Guerrero, desde la Capilla de Santa María Magdalena, misma que está hecha de adobe.

Y así, disfruta de la estadía en sus distintas plazas y cafés, sin olvidar, que antes de dejar el pueblo, tienes que probar las deliciosas paletas de “Paletería El Volcán”, no te arrepentirás.

alberca tacambaro Tacámbaro-Michoacán

Ahora conozcamos la “Ciudad de las Jacarandas”, misma en la que podrás visitar el Templo y Convento Franciscano, ahí, encuentra un Cristo, que fue regalo del Rey Carlos V, a Fray Jacobo Daciano.

Puedes encontrar distintos atractivos en Jiquilpan, sin olvidar su deliciosa gastronomía que no encontrarás en otro lugar.

Además, el Templo del Sagrado Corazón que es de color rosa al estilo neoclásico y el mural detrás de su altar, la Casa Natal de Lázaro Cárdenas, si te gusta leer o al menos te interesa, visita la Biblioteca Pública, está decorada con diez murales de el gran muralista mexicano, José Clemente Orozco.

Asómbrate a descubrir la puerta: es una obra de arte en madera, cubierta con una gruesa capa de bronce, en donde aparecen esculpidas veintidós figuras de Hombres Ilustres de América, hecha por el escultor Guillermo Ruíz.

¿Qué esperas para vivir esta experiencia?

jiquilpan jiquilpan1jiquilpan2

Ahora toca el turno a un pueblo mágico en toda su extensión, Tzintzuntzan, te ofrece una ventana al misterio de su origen indígena, fuerza y raíz de Michoacán, en donde se encuentra uno de los sitios arqueológicos más conocidos del estado, cinco basamentos piramidales conocidos como Yácatas.

Si te encanta la naturaleza, el Atrio de los Olivos es un lugar que no puedes dejar de visitar, en el convento franciscano.

Sus templo, sus museos, sus artesanías, que alegran el lugar con su bello colorido, distintas habilidades de las creaciones indígenas, mismas que son útiles pero no por eso dejan de ser bellas.

Y si esto fuera poco, su gastronomía no te dejará irte con un mal sabor de boca, prueba y deleita el paladar con un caldo ahogado para este frío, posuti, atole de grano, churipo de pescado, corundas y charales hechas por las manos de cocineras tradicionales.

tzintzuntzan tzintzuntzan1 tzintzuntzan4

 

Ahora, ya sabes por qué Michoacán es ‘El Alma de México’, sin lugar a dudas.

 

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.