Menú de Navegación+



Fantasías sexuales más comunes… de las mujeres

Publicado: 12 de abril del 2018 |Por Silabario |En Acá entre nos |0 comentarios

 

 

fantasías-sexuales

Las fantasías sexuales han sido consideradas como tabú durante mucho tiempo e incluso eran algo para dar vergüenza, pero hoy en día muchas personas (no podemos generalizar y decir que todas) ven las fantasías como algo natural y propio de la sexualidad de cada uno.

Y es que la razón para aceptarlas sin renegar es que el no negarnos a ellas nos excita, alimentan el deseo, intensifican el placer, enriquecen nuestra vida sexual y son el motor de una sexualidad más abierta y desarrollada, mucho mejor, pues.

Por si no lo sabes, te lo diremos, ya que todo lo que resta hablaremos de esto, las fantasías sexuales.

Una fantasía sexual es una representación imaginaria de los deseos conscientes o inconscientes. Las imágenes, ideas o sentimientos que la mente produce, generan en la persona una emoción y una excitación, principalmente sexual. Aunque las fantasías no solo son sexuales, sino que pueden estar relacionadas con diferentes aspectos del deseo y el placer.

Todo el mundo, a cualquier edad y sin importar el sexo, la religión… tiene fantasías sexuales, explícita o implícitamente, de manera consciente e inconsciente.

Las fantasías sexuales entre hombres y mujeres varían de acuerdo a sus preferencias, pero lo cierto es que hay algunos patrones básicos que la mayoría seguimos y que generan lugares comunes respecto al sexo.

Los tríos. Un tema recurrente, ya sea con dos hombres, un hombre y una mujer o dos mujeres.

Y sin alarmarse, lo que pasa, es que al fantasear con estar con dos mujeres, es por el hecho de la curiosidad y que las mujeres son más cuidadas y atractivas, lo que hace que esta fantasía permita explorar al máximo los sentidos. Pues, nadie mejor para entender el cuerpo de una mujer que otra mujer, ¿no?

Voyeurismo. Todas las mujeres tienen en sí algo de exhibicionistas, pues el saber que alguien las está mirando les sube la adrenalina del momento.

Por si no lo entiendes muy bien, el voyeurismo, es la conducta o comportamiento sexual que consiste en buscar placer sexual en la observación de otras personas en situaciones eróticas.

Ya sea en lugares públicos, por la grabación de un video o fotografías… lo ideal es estar pensando que alguien más puede estar mirando algo tan íntimo. Ese peligro que implica, lo vuelve más excitante.

Dominar. Sí, quizás una de las fantasías más recurrentesm especialmente en aquellas mujeres que son tímidas o recatadas y que desean dar rienda suelta a su sexualidad. Hacer que el hombre obedezca, esa es la idea, que dejen salir su lado salvaje y el más mandón.

El hecho de dominar a su pareja les permite pedirles exactamente lo que quieren, cómo lo quieren y el momento exacto, centrándose en su propio placer.

Ser dominada. En este punto existen dos tipos de fantasías. Tenemos la relacionada con que el hombre domine sobre la situación y ella tenga que acatar las normas que él impone. Y por otro lado está la fantasía un poco extraña de la violación. Esto es porque así las mujeres pueden comportarse todo lo “sucio” que quieran sin sentir culpa alguna.

Un show sexual. Sí, cualquier mujer, hasta la más tímida, soñó en algún momento con hacer un show sexual, un baile sexy o al menos erótico. Tener a tu hombre mirándote o incluso a varios babeando por ti, pues esto puede subir el autoestima a niveles insospechados, además de darte una sensación de poder.

 

Así que, ahora que saber algunas de las posibles fantasías de tu novia… ¿cuál harás que ponga en práctica?

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.