Menú de Navegación+



Carlos Prieto: fundamental fomentar música en niños

Publicado: 9 de agosto del 2019 |Por Silabario |En Chiflándola |0 comentarios

 

 

Carlos Prieto

El Concurso Internacional de Violonchelo fortalece la formación de jóvenes músicos porque es fundamental para su desarrollo, afirmó el maestro Carlos Prieto, a propósito de las clases magistrales, los encuentros y las charlas que han sostenido integrantes del jurado de este certamen y el ganador de la edición anterior, Santiago Cañón Valencia con concursantes y musicos que conforman el Sistema Nacional de Fomento Musical que se encuentran como invitados del concurso.

“Aprender música es como aprender una lengua, no es lo mismo hacerlo desde niño que a los 25 años”, sostuvo Prieto Jacque, quien estudia música desde los cuatro años de edad.

Por otro lado, el colombiano Santiago Cañón Valencia interactivo por segunda ocasión en esta edición del concurso de violonchelo con músicos de varias regiones del país y del Sistema Nacional de Fomento Musical en la Sala Niños Cantores del Conservatorio.

Preguntas como ¿cuál es la historia de tu instrumento?, ¿tocar piezas de memoria?, ¿cómo se maneja el pánico escénico? o ¿cómo es tu historia como músico?, formaron parte de la segunda charla que ofreció Santiago Cañón Valencia ante niños y jóvenes.

En ese espacio, Cañón Valencia compartió historia personales y experiencias técnicas ante estudiantes del Conaervatorio, de la Orquesta y Coro de la Transformación Miguel Bernal Jiménez e integrantes del Sistema Nacional de Fomento Musical, provenientes de las ciudades de León y Guadalajara, que son parte de este programa de la Secretaría de Cultura Federal (SCF) y que fueron invitados por el comité organizador del CIVCP.

Esto es relevante dado que, como señaló el propio Carlos Prieto, en nuestra sociedad, todavía “hace falta mayor fomento musical para niños, aprender música cuando se es grande es como tratar de aprender una lengua a los 25 años”. Por ello es que el CIVCP tiene acciones para contribuir a solucionar esta necesidad en la niñez mexicana.

 

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.