Menú de Navegación+



La vida es sueño; el despertar es lo que nos mata: Virginia Woolf

Publicado: 25 de enero del 2018 |Por Silabario |En Enletrados, Trending |0 comentarios

 

 

virginia-woolf

Virginia Woolf, la escritora feminista que triunfó en un mundo de hombres, la escritora que renovó la novela moderna e impulsó el feminismo.

Nacida en Londres en 1882, Virginia Woolf será recordada a través del tiempo por tener una gran influencia en el modernismo literario, convirtiéndose en una de las figuras más destacadas del feminismo.

Por su prosa, por su lucha, por su fuerza, por destacarse en un mundo de hombres, por ser la pionera en dar poder a las mujeres, por estas y muchas cosas más, es que hoy, a 136 años de su nacimiento, la escritora británica sigue siendo una referencia obligada para todo tipo de lectores.

En sus novelas y ensayos, Woolf, presentaba un estilo instrospectivo, abordando temas como la situación de las mujeres en una sociedad cambiante y tradicionalista o las dificultades de estas para ser escritoras en un mundo dominado por hombres. Entre sus obras destacan La señora Dolloway (1925), Una habitación propia (1929) y Las olas (1931).

Con una vida llena de complicaciones, Virginia Woolf se convirtió en una persona inestable emocionalmente y con tendencia a la depresión. Vivió la muerte de su madre a los 13 años, sufrió abusos sexuales por parte de sus dos hermanastros y perdió a su padre con 23 años. El sufrimiento siguió al paso de sus años, hasta llegar al punto de suicidarse a los 59 años, atormentada por la depresión de la que no podía salir.

Pero, a pesar de ello, Virginia Woolf es señalada como una renovadora. Por su técnica narrativa del monólogo interior y su estilo poético, hizo contribuciones muy importantes a la novela moderna. Su obra sigue permaneciendo hasta el día de hoy.

Sobre distintas cuestiones, para cada situación, Virginia dejó varias frases para reflexionar.

  • “Uno no puede pensar bien, amar bien, dormir bien, si no ha comido bien.”
  • “Es obvio el que los valores de las mujeres difieren con frecuencia de los valores creados por el otro sexo y sin embargo son los valores masculinos los que predominan.”
  • “Las mujeres han vivido todos estos siglos como esposas, con el poder mágico y delicioso de reflejar la figura del hombre, el doble de su tamaño natural.”
  • “No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente.”
  • “Amar nos separa de los demás.”
  • “Si se atuvieran a la propia experiencia, sentirían siempre que eso no es lo que quieren, que no hay nada más aburrido y pueril e inhumano que el amor, pero, que al mismo tiempo, es bello y necesario.”
  • “Yo me aventuraría a pensar que el Anon (anónimo), quien escribiera tantos poemas sin firmarlos, fue a menudo una mujer.”
  • “La vida es sueño; el despertar es lo que nos mata.”
  • “Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si desea escribir ficción.”
  • “Cada uno tenía su pasado encerrado dentro de sí mismo, como las hojas de un libro aprendido por ellos de memoria; y sus amigos podían sólo leer el título.”

 

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.