Menú de Navegación+



¿Por qué leer poesía? | Día Mundial de la Poesía

Publicado: 21 de marzo del 2018 |Por Silabario |En Enletrados |0 comentarios

 

 

Poesía

Poesía, esa composición literaria que se concibe como expresión artística de la belleza por medio de la palabra, en especial aquella que está sujeta a la medida y cadencia del verso.

El leer sus imágenes y metáforas obliga a una reflexión sistemática, no solamente lingüística en términos formales, sino que también interpretativa, que nos hace conscientes de lo que significa el uso del lenguaje, ya que cada interpretación tendría que ser acompañada, al menos, de dos preguntas: ¿cuáles son los elementos que la sustentan y cómo puedo verificar que mi interpretación sea válida? La primera pregunta nos ancla en el texto mismo y la línea de asociaciones, que le da estructura al poema. La segunda nos lleva al autor, a sus técnicas, tradiciones, estilo, problemas e historia.

Si crees que la poesía no es lo tuyo, vuelve a intentarlo, vuelve a leer, pues la poesía te desvela otras formas de definir los sentimientos, de ponerle palabras a sensaciones que nunca habías podido describir.

Sí, con la poesía, el mapa emocional de tu cerebro descubre nuevos rincones. Aunque, claro, a veces es complicada, inconexa, por lo que debes aprender a leer entrelíneas y descifrar aquello que se oculta entre palabras.

Debes aprender a leer el mensaje oculto, así como la vida misma, porque lo que se dice no es lo que se quiere transmitir. Es el lenguaje oculto de los sentimientos, una segunda lectura, muy parecido a las relaciones personales. Bien decía Borges, es un error pensar que la prosa está más cerca de la realidad que la poesía.

Leer poesía es prepararse en el método de la hermenéutica y, al conocerla, nos adentramos en todos los campos que conciernen la interpretación del significado.

La poesía también es intuitiva y la intuición es cultura en el sentido que todo lo perceptible y nominable en el mundo es parte de un universo de significados interrelacionados y, para entender un mensaje, hay que mojarse con todas las posibles coloraciones y asociaciones relevantes que este pueda tener. Así, la poesía en una llave a la capacidad de entender el significado y las historias, que lo acompañas como la carne al hueso.

El lenguaje retórico que se utiliza en la poesía, estimula al cerebro, especialmente el área frontal. De hecho, existen estudios que han demostrado que algunas figuras, como el oxímoron, palabras con significado opuesto, “clara oscuridad”, son recibidos por nuestro cerebro como auténticos regalos, ya que para procesarlos utilizan más recursos de los habituales.

Y aunque pueda parecer un tanto increíble, la poesía estimula más al cerebro que las imágenes mismas, puesto que se enfrenta con conceptos que no existen y que los entiende como rarezas. Así, la lectura de la poesía activa simultáneamente la parte frontal del cerebro y el hipocampo, para procesar el significado de los versos.

Si quieres aclarar tus sentimientos en momentos de duda, el escribir y leer poesía te será de gran ayuda. El poner por escrito lo que sientes, te ayudará a clasificar tus estados de ánimo, tu percepción de los otros y de tus relaciones con ellos.

La poesía te ayuda a descubrirte. Tu pasión, tus miedos, tus dudas, pueden ser las que expresa un poeta actual o de hace varios siglos, porque la naturaleza humana siempre ha sido la misma y sus inquietudes son las nuestras.

Día Mundial de la Poesía

La decisión de proclamar el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía fue aprobada por la UNESCO durante su 30º periodo de sesiones, que se celebró en París en 1999.

De acuerdo con la decisión de la UNESCO, el principal objetivo de esta acción es apoyar la diversidad lingüística a través de la expresión poética y dar la oportunidad a las lenguas amenazadas de ser un vehículo de la comunicación artística en sus comunidades respectivas.

Por otra parte, esta Día tiene como propósito promover la enseñanza de la poesía; fomentar la tradición oral de los recitales poéticos; apoyar a las pequeñas editoriales; crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión que permite a las comunidades transmitir sus valores y fueros más internos y reafirmarse en su identidad; y restableces el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas, como el teatro, la danza, la música y la pintura.

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.