Menú de Navegación+



Inmigrantes en Morelia

Publicado: 8 de noviembre del 2013 |Por Silabario |En Morelia Habla |0 comentarios

 

 

previo_migrantes

Morelia habla

Inmigrantes en Morelia

Por Alma M. Rinasz

 

Cuando hablamos de migración es más común pensar en l@s mexican@s que se van a los Estados Unidos de América en búsqueda del “sueño americano”. Sin embargo, México ha sido un país de inmigrantes desde su formación. Y esa tendencia sigue hoy en día. El escritor de New York Times, Damien Cave, escribió en su artículo “For Migrantes, New Land of Opportunity is Mexico” en donde cita un incremento en el número de migrantes en México a través de los últimos trece años. “La población de personas nacidas en el extranjero subió casi al doble entre los años 2000 y 2010 y ahora oficiales gubernamentales dicen que el paso se está acelerando mientras el cambio en la economía global crea nuevas dinámicas de migración.” ¿Y esta tendencia cómo se vive en Morelia?

 

Aunque los michoacanos siguen emigrando a los EUA, según el COESPO, los extranjeros que llegan a tierras michoacanas se concentran mayormente en Morelia. ¿Quiénes son los migrantes en Morelia? Los migrantes en Morelia son un reflejo de la tendencia nacional. Son otros latinos, como el caso del maestro de artes marciales, Ahmed Betancourt, quien llegó a Morelia hace más de seis años desde La Habana, Cuba. Pero también europeos, como Antasios Kallis, quien llegó de Atenas, Grecia, en el 2011. O Stephanie Jones, quien emigró en el 2010 desde Alemania pero es originaria de Londres. Y finalmente están los estadounidenses jubilados, como es el caso de Valda Alsop, quien tiene tres años en Morelia.

 

Ellos nos hablan un poco acerca de sus experiencias en Morelia:

 

“Me trajeron a México, me case con una mexicana” cuenta el Sr. Betancourt.

 

“Yo vine a México por amor”, dice con una sonrisa el Sr. Kallis. Aunque ambos están de acuerdo que Morelia es una ciudad con un centro histórico maravilloso, cuentan que hay cosas que les gustaría cambiar de Morelia. El Sr. Kallis relata “a mí me gusta que siempre hay sol, todo es muy amplio, puedo hacer muchas cosas aquí y la gente es amable.” Sin embargo, “la cuidad es muy sucia, los baches y hoyos en las calles (no me gustan)” y está seguro que “se puede mejorar el gobierno, que sean más organizados, es posible, no es nada fuera de este mundo.”

 

El optimismo del Sr. Kallis se contrasta con la visión del Sr. Betancourt: “La política mexicana es la cosa más cochina que he visto.” También señala que “le hace falta una mejor autoestima al moreliano, no se valora lo que tenemos aquí, hay mucha gente con grandes capacidades pero…no toman iniciativas”. Y de la diferencia de vivir en un país comunista a un país democrática con un sistema capitalista, Sr. Betancourt no está muy impresionado. “En mi país, la pobreza está basada en la carencia, sin embargo aquí (en México) hay abundancia y hay pobreza.”

 

La maestra jubilada, Valda Alsop, lamenta que haya tanto grafitti en el centro. “Entre el graffitti y el estado de calles y banquetas, es una gran lástima.” Pero explica que siempre quiso vivir en un país extranjero donde pudiera aprender un idioma nuevo. “Me enamoré de México y vi que (en muchas cosas) es más liberal y progresivo que EUA. Aquí hay cobertura universal de salud y la gente no desprecia otras culturas y religiones. La gente es mucho más tolerante en México”.

 

Stephanie Jones cuenta que para ella Morelia ha sido una oportunidad de enseñar inglés como segundo idioma, “Morelia es una ciudad que me gusta mucho por el centro, la cantera rosa” y agrega que “la comida es muy buena y la gente muy amable.”

 

Casi todos han tenido una experiencia con la corrupción. “A mí me pidieron 250 pesos para ´pasar´ el examen de licencia para conducir, cuando el oficial ni siquiera revisó mi examen”, cuenta la Srita. Jones. Mientras que la Sra. Aslop comparte que cuando compró su casa en Morelia “hubo mucha corrupción”. Por su parte, el Sr. Betancourt ha oído muchas veces “algo para el chesco” a lo cual me pregunto  “¿a poco la Coca Cola le solucionará sus problemas económicos?”

 

De la inseguridad, todos están de acuerdo que es de preocuparse. “Mis amigos piensan que estoy loca” cuenta la Sra. Aslop. “Mi mamá se preocupa mucho”, relata la Srita. Jones. Al igual, el Sr. Betancourt dice que su papá “casi se infarta con las noticias de Michoacán” pero el Sr. Kallis cuenta que “realmente no se oye nada de México en mi país, nadie conoce nada de aquí”.

 

Ya que sea por amor a un mexicano/a, o por amor a México o a Morelia, ese sentimiento sobre lo cual tanto ha sido escrito y hablado, se puede ver con una gran motivación para que la gente extranjera llegue a vivir a Morelia. Aquí hay oportunidad para hacer la vida y vivirla con los seres queridos. Y como bien señalan, Morelia tiene muchos problemas pero muchas virtudes también. A veces necesitamos la mirada de un extraño para darnos cuenta que tenemos mucho que ofrecer y la posibilidad de mejorar.  

 

Alma M. Rinasz @AlmaRinasz

Writer, blogger and educator, you can follow Alma on Twitter @AlmaRinasz or her blog www.lifeinmymexico.blogspot.mx

 

 

 

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.