Menú de Navegación+



El mundo sigue hablando de Beethoven

Publicado: 26 de marzo del 2018 |Por Silabario |En A mucha Honra, Chiflándola |0 comentarios

 

 

beethoven

Ludwig van Beethoven, ese famoso compositor a quien conocen incluso los que no escuchan su música, él, el más grande de todos.

Beethoven fue el primer compositor que decidió que habría de componer exactamente lo que quería componer, sin preocuparse por los patrones y reglas que moderaban a los demás compositores de su época, ni lo que las audiencias podrían pensar. Antes de Beethoven muchos habían tenido problemas para convencer a quienes ejercen la autoridad de que un compositor era mucho más que un sirviente al servicio de la corte y la iglesia.

Y es que, para Beethoven, el nacer rico o noble no era señal de superioridad a las demás personas. Él sabía de pasiones extremas sobre las regiones más oscuras del alma humana, por sufrir de aquella depresión que muchas veces lo hizo pensar en el suicidio, creía que la humanidad tenía el poder de hacer por sí misma un mundo ideal en el que todos los hombres serían hermanos.

Beethoven siempre será un ejemplo, pues su sordera nunca le impidió seguir haciendo lo que tanto le gustaba. Y por muy raro que parezca, una investigación demostró que la pérdida de su audición influyó notablemente en su estilo musical.

Un estudio publicado por el British Medical Journal, analizó los tres periodos en la carrera profesional del músico y encontró una curiosa relación con la evolución de su sordera.

Beethoven comenzó a tener problemas auditivos para escuchar los tonos más agudos y paralelamente, la música que compuso durante el periodo medio, coincide con el comienzo de su sordera, pues es mucho más prolija en notas medias y bajas, él componía música usando solo las notas que él podía escuchar. Durante el periodo tardío la sordera ya era total y sus composiciones volvieron a ser más parecidas a las de su primera etapa, cuando todavía escuchaba perfectamente.

La Quinta Sinfonía de Beethoven es una de sus obras más conocidas y la compuso en el periodo medio marcado por el comienzo de la sordera. En esta época también es su única ópera, Fidelio. Y de su época tardía es su Novena Sinfonía, la única composición musical declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ludwig van Beethoven murió un 26 de marzo de 1827, pero su música sigue viva hasta el momento de hoy.

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.