Menú de Navegación+



Niños: semillas de la cultura purépecha

Publicado: 25 de noviembre del 2016 |Por Silabario |En Sin categoría |0 comentarios

 

 

ninos-interpretan-pirekuas

Ulises Fonseca

Con el propósito de impulsar y asegurar la continuidad de la música, la lengua y el sentir purépecha, la Unidad Regional de Culturas Populares (URCP) y sociedad civil organizaron el II Encuentro de Niños Cantadores de Pirekuas, que inició este día en Paracho, donde continuará hasta el 27

Al respecto, Ireri Vargas Cervantes, jefa de la URCP mencionó que en este segundo encuentro participan 40 niños procedentes de las cuatro subregiones purépechas (lago, meseta, cañada de los once pueblos y Ciénega de Zacapu), quienes tendrán acceso a talleres de sensibilización que ofrecerán pireris en torno a la importancia que tiene la pirekua para la cultura purépecha.

A decir de Vargas Cervantes, la inclusión de los talleres vino a enriquecer el proyecto, pues el año pasado, dijo, “el Encuentro sólo fue la presentación artística de los grupos en que tocan los niños, los talleres serán este 25 y el sábado 26”. Cabe anotar que los pireris que participarán con los niños son Bulmaro González, José Oseguera Alonso, Juan de la Cruz, Liborio Gaspar y Flavio González, quienes propusieron la currícula de los talleres.

Asimismo, la funcionaria mencionó que otro objetivo es que los niños compongan una pirekua, “la cual se presentaría el domingo 27 en la pérgola municipal de Paracho, además cada uno de los grupos cantará otras dos pirekuas (…) hay quienes cantan desde las pirekuas más conocidas como Flor de Canela hasta canciones inéditas y composiciones con temas para niños”.

Para lograr lo anterior, en el Encuentro fueron incluidos músicos tradicionales de diferentes comunidades, pues como dijo Vargas Cervantes “al ser el canto tradicional de la cultura purépecha creemos que es importante que sean ellos quienes transmitan el conocimiento antes de introducir técnicas corales ajenas a la forma del canto, es decir, no queríamos involucrar a personas que no estuvieran relacionadas con la música tradicional, sino que más bien los mismos músicos que ya tienen preparación y pertenecen a la comunidad fueran quienes enseñaran el canto a los niños”.

Para sustentar lo anterior, la URCP aplicó alrededor de 110 mil pesos procedentes de la secretaría de cultura federal.

 

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.