Menú de Navegación+



Ofrendas de Noche de Muertos, en la Casa de Cultura

Publicado: 1 de noviembre del 2016 |Por Silabario |En Sin categoría |0 comentarios

 

 

altares-dia-de-muertos

Redacción

El entorno colonial de Casa de la Cultura de Morelia resultó ser un espacio idóneo para la realización del XXX Concurso de Ofrendas de Noche de Muertos, competencia en la que participaron 14 ofrendas.

Para la instalación de los altares, en el transcurso de este lunes, los participantes estuvieron corriendo de un lado a otro para traer los varios elementos requeridos (tierra, aserrín, flores, carrizos, retratos, panes y un largo etcétera) pero sobretodo, para colocarlos de un modo bonito, labor que no fue nada fácil y que una de las concursantes ejemplificó de este modo: “tan sólo para amarrar las flores fue una chinga, con cada una decía ‘ya por favor que sea la última’, ya sentía que el hilo me cortaba”.

Pero en fin, quienes se aventaron el paquete (sin albur) de hacer un altar podían elegir entre dos categorías generales, Ofrenda Tradicional y la de Instalación Libre, que se subdividían cada una a su vez en A (mayores de 22 años) y B (chamacos entre los 13 y los 22).

Entonces, luego de un recorrido por los altares, el jurado determinó que los ganadores fueran los siguientes: en la modalidad de Ofrenda Tradicional en la categoría A (mayores de 22 años), las ganonas del primer sitio fueron Estela Maris Rodríguez y Flor de María Gómez Pacheco, quienes obtuvieron un premio de 15 mil pesos.

El segundo lugar fue para Edgar Ponce Lucas, con el altar dedicado al maestro Agustín Cárdenas, y fue acreedor de un premio de 5 mil pesos. En su caso se destacó el trabajo que le implicó elaborar el tapete que presentó, descartando la presencia y el uso del maniquí y papel de china.

En la categoría B (mayores de 13 años y menores de 22), el primer lugar lo obtuvo la Preparatoria Francisco J. Múgica, con la ofrenda dedicada al General Francisco J. Múgica, por el que se llevaron 5 mil pesos.

En la modalidad de Instalación Libre, en la categoría A, el sabio jurado decidió dividir el premio de la siguiente manera: el primer lugar fue para César Márquez Camargo, con la ofrenda “Fuente de vida”, quien fue acreedor a un premio de 5 mil pesos; el segundo lugar fue para Exploradores Michoacanos, con la ofrenda “Mis Raíces”; cada uno obtuvo 5 mil pesos; por su parte el tercer lugar fue para los muchachos del Liceo Michoacano, quienes con la ofrenda “Vivas nos queremos” se ganaron también 5 mil pesos.

¿Quiénes decidieron esto?, pues bien, entre los integrantes del jurado están el arquitecto Rubén Chuela Álvarez, Zaida Marina Rico Cano y Azucena Solórzano Ávila.

Estos individuos calificaron cosas como el apego riguroso a las tradiciones y a las bases de la convocatoria; ahora bien, si ustedes deciden visitar las ofrendas ya sabrán, queridos lectores, si darles la razón o diferir del veredicto. Sobre ese aspecto, si deciden dar una vuelta a Casa de Cultura, deben saber que las ofrendas estarán expuestas hasta el próximo 3 de noviembre, con entrada libre.

Por otra parte, cabe recordar que el Concurso es realizado por la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum), con el objetivo (dicen) de preservar las tradiciones del estado y mantener el amplio bagaje cultural que existe en toda la entidad.

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.