Menú de Navegación+



Cómo sobrevivir a una pésima noche

Publicado: 13 de febrero del 2018 |Por Silabario |En ¿Te la Sabías? |0 comentarios

 

 

como-sobrevivir-pésima-noche

Mueres de sueño pero el cansancio no te deja dormir, pasan los segundos, minutos, horas, el sonido del reloj en tu cabeza, el tiempo en vela cada vez es más y el de dormir se amenora.

Llevas apenas unos minutos en profundo sueño, durmiendo como bebé, y justo en ese momento… ¡Suena la bendita alarma!

Se avecina un día pesado

Tu mente y tu cuerpo tendrán un funcionamiento menos efectivo por lo que no podrás realizar tus actividades diarias con normalidad.

Las consecuencias después de una pésima noche son bastante desagradables, el cansancio, la pesadez y hasta el mal humor nos invaden todo el día. Pero sea cual sea el motivo por el cual el insomnio se apoderó de ti en esas horas de la madrugada, tienes que sobreponerte, ya que no puedes quedarte en la cama todo el día.

Cómo sobrevivir a una pésima noche

Siguiendo varios consejos, sí hay manera de estar un poco mejor durante un día largo en el trabajo:

  1. No tomes bebidas energéticas. Además de que estas bebidas tienes sustancias perjudiciales para la salud, una alta dosis de cafeína, si las tomas no obtendrás los efectos que buscas, solo te hará más daño. Mejor recurre a tu amigo fiel, un buen café, o en su defecto un refresco natural que reanime tu organismo.
  2. Duerme una siesta de 15 minutos. Pero no te vayas de largo… Una buena siesta de pocos minutos, sea donde sea, podría mejorar en gran proporción tu día. Es claro que no recuperarás tus horas de sueño, pero te sentirás mucho mejor en el día y tu cuerpo te lo agradecerá.
  3. Haz ejercicio. No, no es broma. Podrás pensar que hacer ejercicio en estas circunstancias es una completa locura, pues el cansancio está apoderado de ti. Pero realizar ejercicios cardiovasculares libera adrenalina, con lo cual despiertas, así lo aseguran médicos del Instituto del Sueño de Florida. Si al salir a la calle el cielo está despejado y azul, fija tu mirada unos cuantos minutos en él, al parecer esto producirá una reacción bioquímica, la cual disminuirá la producción de melatonina (la hormona que induce el sueño), y no lo digo yo, lo dice el investigador del sueño, Dr. Bert Jacobson.
  4. Maquíllate. Bueno, este truco no creo que sea muy efectivo para los hombres… Pero si te gusta maquillarte, tienes que hacerlo. Las ojeras, la cara pálida y los ojos rojos son consecuencias de una pésima noche. Si no quieres sentirte peor de lo que ya te sientes, maquíllate e intenta subirte los ánimos con una buena apariencia, puesto que las personas que no duermen bien tienen un aspecto poco atractivo gracias a las toxinas que se liberan en el transcurso de la noche por medio de las glándulas sudoríparas.

¿Cuántas de estas cosas realizas? Estas son nuestras recomendaciones al haber tenido una mala noche, aunque estaría bien buscar trucos para ganarle la batalla al insomnio, ¿no lo crees?

 

 

 

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.