Menú de Navegación+



Somos libres, finalmente somos libres: Consumación

Publicado: 1 de diciembre del 2017 |Por Silabario |En Enletrados |0 comentarios

 

 

poesía

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.” – Miguel de Cervantes

Y tú… ¿Cuánto leerás hoy?

Por: Danny Delgado E.

CONSUMACIÓN

En algún momento algo se parte en las líneas de nuestras manos, todo deja de funcionar, de existir, de vivir.  Las hogueras se apagan y solo quedan cenizas, los cigarros se consumen y restan colillas,  de la comida que no se terminó solo las sobras y de nosotros los humanamente imperfectos, quedan los recuerdos. Un espíritu, una esencia que permanece del otro lado del espejo, que se mezcla con la naturaleza y nos hace parte del mundo, y ahí vivimos. Vivimos plenamente en él. Allá, del otro lado de la ventana, del mundo color azul; allá donde aparentemente ya no hay sufrimiento, malos hábitos, violencia, prisiones, envidia, rencores, tristeza, malas caras; no existe nada que nos haga pudrirnos, arrancarnos la piel, jalarnos los pelos, mordernos las uñas, arder en nosotros mismos.

Somos libres, finalmente somos libres. Hemos soltado todo y a todos, se ha caído la venda de nuestros ojos, lo hemos dejado todo para emprender un viaje donde el Nirvana nos espera. Nos hemos hecho invisibles ante los demás ante sus ojos, porque sus sonrisas un poco nostálgicas nos recuerdan en tardes de lluvia, cuando el corazón les sangra, cuando los recuerdos van y les tocan la puerta y se dejan caer sin fuerzas, cuando más nos aman. Pero ya no sé puede hacer nada más, hemos volado sin mirar atrás, hemos corrido en estampida hacia la luz como huyendo de algo que nos aterroriza, nos hemos detenido para aquellos que hubieran querido pasar más tiempo con nosotros.

Pero alegrarse, al final todo nos hemos dado el gran viaje de nuestras vidas, nos hemos ido a encontrar el verdadero amor, pero esta vez, para siempre.

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.