Menú de Navegación+



Tres idiotas o la insoportable hueva

Publicado: 10 de abril del 2017 |Por Silabario |En Morelia Habla, Sin categoría |0 comentarios

 

 

3idiotas-kl

Edgar Fernández

 

El fin de semana pasado, acudí cine para ver la cinta mexicana Tres idiotas. La verdad es que últimamente trato de ver más cine mexicano y quería ver esta película. Un compañero de trabajo me la había recomendado, así que me di a la tarea de ir a verla.

¿En serio? ¿A quién se le ocurrió que el público se iba a tragar la idea de Martha Higareda como universitaria? Lo mismo con los demás protagonistas, todos bastante grandecitos para cursar la universidad. Pero bueno, aun ignorando eso, la película es bastante tediosa, sobre todo los primeros sesenta minutos (estuve a punto de irme del cine); después mejora un poco, sin embargo todavía deja mucho que desear.

3_idiotas-394677796-large

La historia comienza más o menos bien, con dos amigos sorprendidos porque ya saben el paradero de su desaparecido amigo Pancho. Hasta ahí, hace que el espectador tenga interés por saber qué pasó con Pancho, por qué desapareció y en qué estado lo van a encontrar. Pero luego, a manera de un flashback enorme, se empieza a mostrar cómo es que se conocieron los tres amigos, Beto (Germán Valdez), Felipe (Christian Velázquez) y Pancho  (Alfonso Dosal); cómo era su relación con Mariana (Martha Higareda) y porqué fue que desapareció Pancho.

Éste es uno de los puntos fuertes de la trama y queda totalmente desaprovechado. Al final el motivo de la desaparición queda a deber, (como que se esperaba más pues)   además de que ni se explica muy bien, si bien el espectador lo da por entendido, en la película hace falta una buena explicación.

Y otro punto desfavorable son los personajes, nunca terminan por desarrollarse. El “más desarrollado” es el personaje de Rodrigo Murray, pero su papel no es del rol protagónico.

Quizá a muchos les parezca una buena película o entretenida al menos, pero creo que ya es tiempo de que se le exija más al cine mexicano, que tristemente parece que se ha acostumbrado a este tipo de películas.

 

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.