Menú de Navegación+



Ya no me valora como antes…

Publicado: 3 de abril del 2018 |Por Silabario |En Acá entre nos |0 comentarios

 

 

ya-no-me-valora-como-antes

Estás ahí, pensando en sus defectos y claro, pensando el por qué es que él ya no te valora como antes, las cosas están cambiando, menos atención… Pero antes de tirar la toalla, piensa en las posibilidades de agregarle algo nuevo a la relación, puede ser que el día a día le impida darse cuenta de lo que tiene al lado.

El amor de pareja cambia, puede ser que algunas veces sientas que eres tú quien ama más y otras en las que pareciera que tu pareja lo hace. Todo esto tiene que ver con el momento de pareja que estén pasando, quizás en algún momento se dijo algo que le dio más conciencia sobre la relación, y es así que empezamos a valorar más a nuestro compañero de vida.

Y sí, piensa en tu relación, quizás ya se haya vuelto algo automático, rutinario, por las actividades cotidianas que realizas, y si a esto le agregamos el deseo de cada ser humano por dominar y controlar lo que le rodea, es la fórmula perfecta para que las necesidades de uno de los dos no sean atendidas, el sentir que no te valoran.

La mayoría de las personas que se sienten de esta manera, que sienten que su pareja no las valora, es porque asumen que es su deber estar ahí en todo momento, dar todo aquello que les falta, desde el apoyo físico, material, las palabras, los detalles, todo lo que les hagan sentir felicidad, entre otras cosas. O sea, se le da tanta responsabilidad a la pareja que se crean expectativas no cumplidas, sientes que te quedan a deber.

Eres tú, sí tú, quien no te estás valorando. Tu felicidad, bienestar y plenitud no deben depender de nadie más, solo de ti. Es muy fácil dejar que alguien más luche por las batallas que te corresponden, que te sientas cansada y que te sea más sencillo darle la tarea a tu pareja, y como no lo hace, te sientes mal, sientes que no te valora e incluso que no le interesa la relación.

Las personas te tratan como tú misma lo estés reflejando. Si tu pareja ve que te descuidas, que te criticas muy duramente, que no te esfuerzas, que no te valoras… él hará lo mismo. Cuando demuestras amor hacia tu persona y te respetas, todos los demás te tratan mejor y sí, tu pareja es el primero porque es quien pasa más tiempo a tu lado. Todo nace a partir de tu percepción personal. ¡Ámate!

Otro de los motivos por los que tu pareja deje de valorarte es por la atención que tienes con ella. Cuando amas a alguien evidentemente haces todo lo posible porque sea feliz, accedes a todo lo que te pide, siempre estás al pendiente de él, no te gusta sentir que algo le falta… pero es ahí en donde puedes caer en el error de crear un mal hábito, lo acostumbrarás a que nada le falte y así, dejará de valorarte por lo fácil que le es obtener todo.

Es justo aquí cuando sientes que estás dando demasiado, que eres tú quien hace más por la relación y te duele, y te cansas. Si siempre estás, él dejará de esforzarse por complacerte y hasta se podría aburrir de ti. Sé un reto constante, muéstrale que debe trabajar en tu bienestar, hazle entender que la relación es de dos, no de uno.

El sexo ya forma parte de la rutina, debes tenerlo en cuenta, puede que sea poco habitual o nada extraordinario, así que intentar darle la vuelta a su intimidad puede ayudar a que te vea de una forma distinta.

Piensa, ¿no te valora o no te respeta?

Cuando él considera que todas esas cosas que haces no son regalos, detalles o presentes, sino que es una obligación… Si a menudo exige sin agradecer o valorar lo que haces, quizás debas prestar atención y ver si su forma de querer o entender las relaciones de pareja es igual a la tuya, si es lo que necesitas, puede ser que su moralidad y su forma de ver la vida sean distintas. Pero, incluso así, no puedes solo quedarte ahí y sentir la obligación de seguir al lado de alguien que no te valora, que no te respeta. Debes poner las cartas sobre la mesa.

Dejar a tu pareja no es la solución, si piensas irte y hacer con ello “que se dé cuenta” de las cosas, podría no funcionar ya que cabe la posibilidad de que no lo entienda, de que no puedas volver con él. El separarse y dejarse llevar por el dicho “déjalo ir y si vuelve es tuyo y sino nunca lo fue”, o como sea que diga, no será la solución a tus problemas, no hace falta estar lejos para valorar a alguien. Cuando ya eres consciente de que no hay solución a los problemas, entonces cabría la posibilidad de una separación, y aún así hay parejas que regresan después de haberse dejado. Pero no es una estrategia eficaz para que una persona te valore.

Marca tus límites. Tómate unos minutos para aclarar tus ideas, para entender qué te hace falta y trabaja en ello. Si el problema no es el amor, sino ese sentimiento de que ya no te valora como antes o incluso te irrespeta…

Platica con tu pareja, dile de frente todo lo que sientes, lo que necesitas, lo que deseas y lleguen a un punto en común. Si es que por casualidad no se había dado cuenta de lo que estaba pasando o estaba esperando que tú lo expresaras para poder complacerte.

 

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.