Menú de Navegación+



Donde el diablo mete la cola, estudio sobre la artesanía de Ocumicho

Publicado: 19 de agosto del 2021 |Por Silabario |En ¿Te la Sabías? |0 comentarios

 

 

Como parte de las actividades del Laboratorio Nacional de Materiales Orales de la UNAM (LANMO) en el Centro Cultural Morelia, se presentará el libro Donde el diablo mete la cola. Antropología del arte y estética indígena, de Eva María Garrido, este jueves 26 de agosto, a las 12:30 horas.Durante la presentación se contará con las opiniones de la autora, quien es Doctora en Antropología de América por la Universidad Complutense de Madrid. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel I y docente investigadora de tiempo completo en el Programa de Arte y Patrimonio Cultural de la Universidad Intercultural Indígena de Michoacán donde desarrolla varias líneas de investigación como arte y estética indígena.

Así como de la Doctora Sue Meneses Eternod, quien es licenciada en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM y tiene estudios de doctorado en Lingüística por El Colegio de México y actualmente miembro del Laboratorio Nacional de Materiales Orales.


El título de este libro remite a esos viajes que realizan las piezas creadas por las alfareras de Ocumicho, al análisis de la vida social de un tipo de obras que se mueven entre la creatividad de las artistas, los relatos e imágenes que las inspiran, los fogones de sus casas, el suelo de los tianguis, estanterías de turistas e intelectuales, páginas de libros, las obras de otros artistas, las políticas públicas, los mercados, las galerías internacionales y los museos etnográficos. Donde el diablo mete la cola. Antropología del arte y estética indígena, es un libro que se centra en un tipo de esculturas en barro policromado cuyas “colas” dejan un rastro que permite comprender la complejidad del fenómeno estudiado.

Ocumicho es un pueblo purépecha del estado mexicano de Michoacán en el que se cuenta que “el diablo mete la cola en todas partes”, es un gran metiche que anda de casa en casa, en la ciudad y en el cerro, murmurando tentaciones y tejiendo enredos entre la gente del mundo. Así andan también los diablos, santos y sirenas de barro que se modelan en este lugar, agentes articuladores de ideas y relaciones que llegan a los escondrijos más inesperados.

Todas las opiniones son responsabilidad de su autor, no de los editores.